100 Concursos para tu Radio, Segunda Parte

 

Un montón de concursos para dinamizar la programación de tu emisora.

100 Concursos para tu Radio, Segunda Parte.

EL MEDIO REFRÁN
Se da la primera mitad de un refrán y la concursante debe completarlo. A cada participante se le dice un medio refrán diferente. También se puede dar todo el refrán sustituyendo una palabra clave por cualquier comodín: Donde manda “pío pío”, no manda marinero.

¿CUÁNTAS MONEDAS HAY?
Se hace sonar ante el micrófono una lata conteniendo un número de monedas. Gana quien acierta el número (o la cantidad de dinero que representa). Se puede hacer lo mismo con frijoles o con canicas.

¿CONOCE USTED A SU PAREJA?
Vienen a cabina varias parejas de novios o esposos. Por separado, se les hacen las mismas preguntas a él y a ella. Por ejemplo: ¿De qué color es el cepillo de dientes de ella? ¿Qué número de calzado usa él? ¿Cuál es el helado preferido de ella? También por separado, él y ella deben responder esas mismas preguntas para comprobar si su pareja acertó. Gana la pareja más compenetrada.

NUESTROS ABUELOS Y ABUELAS DECÍAN…
La locutora menciona una palabra o una expresión antigua, de uso regional. Los oyentes deben explicar el significado de la misma. Se puede hacer otro tanto con refranes cuyo sentido no sea tan obvio.

CHISTOSÍSIMOS
Gana quien cuente el mejor chiste. El locutor puede especificar el tema de los chistes: hoy hacemos chistes de borrachos, o de curas, o de niños… También se puede hacer una competencia de chistes con semifinalistas y finalistas. Conviene grabar esos chistes. Podrán ser utilizados en otros momentos de la programación.

CUENTA CUENTOS…
Con motivo de alguna fecha especial, la radio convoca a la creación literaria. Se lanza un gran concurso de cuentos entre todos los narradores conocidos y desconocidos de la localidad. El concurso debe anunciarse con bastante tiempo de anticipación. Las reglas serán claras. Y el jurado, competente. Según van llegando los cuentos, se van leyendo en un programa especial sin decir el Autor o la autora. Los narraciones finalistas se podrán dramatizar y hasta publicar en un libro de cuentos auspiciado por la radio.

¡LOTERÍA!
Cada oyente que llama, dice las dos últimas cifras de su carnet de identidad. Agotado el tiempo de las llamadas, se da vueltas a la tómbola y se saca el número ganador. Si varios tienen el mismo número y el premio es dinero, se divide entre todos los ganadores y ganadoras.

MIL RECETAS
¿Qué platos se pueden preparar con la papa? ¿Y con la piña? ¿Y con la zanahoria? La locutora indica un alimento o verdura o una fruta de temporada y los oyentes explican las recetas que conocen. Este concurso puede desembocar en una feria de ese producto. Por ejemplo, un festival del maíz auspiciado por la radio y una federación o cooperativa campesina. Una variación sería hacer una feria de comidas regionales que pueden ser promovidas por la emisora y los clubes sociales provinciales.

MANO A MANO
Se suenan los discos de dos artistas bien populares. Entre canción y canción, los oyentes van llamando y dando su voto por el preferido. Se rifa un premio entre todos los participantes que hayan votado por el ganador o ganadora. Con el mismo mecanismo, se pueden echar a concursar dos ritmos de moda. O dos películas de estreno. O dos programas de TV.

¡QUIEN LLEGUE PRIMERO!
La locutora invita a los oyentes a venir a la emisora con algo raro. Por ejemplo, gana el primero que llegue con una peluca rubia. O la primera que venga vestida de rojo completo. O el que traiga el melón más grande. O quien venga montado en un burro. O el gordo más gordo (debe haber una balanza en la emisora). O quien tenga la cédula terminada en el día de hoy. O la que traiga un loro que hable. Para dar facilidad a todos, este concurso se puede hacer con la unidad móvil desde los distintos barrios o comunidades.

CONOCE TU CIUDAD
El locutor describe una esquina, una plaza, un parque… Al principio, no da muchos detalles. Luego, va concretando más el lugar. Los participantes deben reconocerlo. También podría llamarse Conoce tu País: la locutora describe un lugar, una comida típica, una fiesta propia de una ciudad o provincia… y hay que adivinar de dónde es.

DE POETAS Y LOCOS…
El locutor le propone un verso a la oyente y ésta debe rápidamente hacerlo rimar con otro que conserve igual cantidad de sílabas, aunque su sentido sea disparatado. A cada nuevo participante, el locutor cambia el verso. Se pueden buscar otras rimas: por ejemplo, cuartetas donde los concursantes deben enlazar los dos últimos versos con los dos primeros. También podemos juntar dos participantes por teléfono o en cabina que se contrapunteen. Gana quien haga las mejores rimas.

PREGUNTAS DE INGENIO
La locutora propone una pregunta ingeniosa o pícara. Gana quien acierta la respuesta. En la web de RADIALISTAS tienes un banco de preguntas de ingenio.

PIROPEANDO
Gana quien diga el más hermoso piropo. El locutor invita a una chica o un chico a hablar en cabina. Los oyentes llaman por teléfono para piropearlos. Este concurso se puede hacer en directo, en un sitio público, con un grupo de chicas o chicos. También funciona con adultos y hasta con ancianos. Se puede combinar con complacencias musicales. Los participantes le dedican una canción a la persona que aman. Pero siempre deben hacerlo con un piropo.

EXAMEN DE ORATORIA
La locutora propone un tema. Los oyentes tienen que disertar un minuto sobre ese tema.
¡Hable sobre la inmortalidad de la cucaracha!
¡Hable sobre la redondez del huevo!
¡Hable sobre la importancia de bañarse con agua helada!
A cada oyente se le da un tema diferente al momento que llama. Se le dan unos segundos para concentrarse. Al terminar “la señal”, debe comenzar su discurso. Gana el orador más fogoso, la más convincente.

¡SAN SÁBADO Y SAN DOMINGO!
Los oyentes llaman y dicen qué van a hacer el fin de semana, a qué lugar viajarán, qué lugar de descanso conocen, qué entretenimiento sugieren. Y cuánto cuesta ese paseo o distracción. Se trata de recoger sugerencias sobre cómo divertirse más gastando menos.

¿ESTÁS EN SINTONÍA?
La locutora avisa que la unidad móvil está visitando los barrios. Si llega por sorpresa a una casa y están sintonizados con nuestra emisora… ¡se ganan una sabrosa torta o cualquier otro regalo! Este concurso puede hacerse por teléfono. El locutor marca un número al azar y pregunta qué radio está escuchando en ese momento. Si la persona está en sintonía, gana premio. También el locutor puede saludar con un slogan de la emisora… y quien responde por teléfono debe completarlo.

LOCUTORES NUEVOS, LOCUTORAS NUEVAS
Los oyentes, en cabina o por teléfono, presentan una o dos canciones imitando el tono locutoril y le hacen promoción a la emisora. Este mecanismo puede resultar un buen casting para descubrir nuevos valores locutoriles.

¿QUÉ VAS A HACER ESTA NOCHE?
El oyente “invita a salir” a la conductora del programa. O si es mujer, al conductor. Y salen imaginariamente al lugar que elijan ambos (un restaurante, una sala de fiestas, la playa, etc). En cabina suena un instrumental romántico, olas de playa, los efectos sugerentes. Durante un par de minutos, el oyente debe mantener a través del teléfono un diálogo fluido con la conductora o el conductor, quien irá contrapunteando en broma sus palabras seductoras. También se puede mantener el diálogo entre dos oyentes a través de dos líneas telefónicas. O con uno al aparato y otro en cabina.

IMITADORES
Gana quien imite mejor a un político, a una cantante de moda, a un personaje de la vida pública. La locutora también puede pedir que imiten la manera de hablar de otros países: un gringo, una ecuatoriano, un mexicano, una francesa, un español… O imitar animales: una oveja, un gallo, un burro…

EL GRITO MÁS LARGO
Gana quien lance el alarido más aterrador sin tomar resuello. El locutor cuenta los segundos. O el goooooooooooooooool más largo. O el silbido más sostenido. O el suspiro más interminable. O la risa más escandalosa.

PATRIA GRANDE
Se selecciona un país latinoamericano. La locutora va haciendo preguntas fáciles: dónde queda, cómo se llama su capital, cuánta población tiene, nombre de la moneda, música típica, alguna comida especial… Si tiene a un invitado de ese país en cabina, ella mismo puede ir haciendo las preguntas, corrigiendo los errores, complementando lo que diga el público.

CAIGA EN LA NOTA
Comienza a sonar un disco. El participante debe ir haciendo dúo con el intérprete. Al rato, le bajan completamente el volumen del disco y debe seguir cantando solo. Si cuando vuelve a sonar la grabación el participante cae en la nota, si está acoplado con el intérprete, gana. Se puede repetir varias veces la bajada y subida de volumen. Si llega sin desentonar al final de la canción, gana.

¡LOS DADOS DE LA SUERTE!
Cuando llama un participante, la locutora hace sonar el cubilete y tira dos dados. El oyente debe adivinar la combinación de los números. Si adivina, se lleva el premio. Este concurso se puede hacer también con una ruleta. Mientras la locutora la hace girar, el oyente debe acertar el número en que se detendrá.

EL DISCO LOCO
Se lanza un disco en otra revolución (los de 33 en 45, los de 45 en 33) y los participantes deben averiguar qué canción es y el nombre del intérprete.

TIPOTEAR
El locutor piensa un verbo. Por ejemplo, masticar. La oyente debe adivinarlo haciendo preguntas de sí o no. Para hacerlas, sustituye el verbo desconocido por “tipotear”. Cada oyente tiene 3 oportunidades de preguntar. Después, intenta adivinar el verbo. Si falla, pasa el turno a otro participante que sigue tratando de adivinar el mismo verbo.

BOLSA DE LETRAS
La locutora tiene una bolsa con todas las letras del abecedario. Cuando un oyente llama, saca una de ellas. El oyente tiene 30 segundos para decir todas las palabras que comiencen por esa letra. Gane quien más palabras diga.

EL SONIDO MISTERIOSO
Se hace un ruido en la cabina y los oyentes deben identificarlo. Los discos de efectos sonoros pueden sernos muy útiles para este concurso.

¡A CORRER, MUCHACHOS Y MUCHACHAS!
La emisora promueve competencias al aire libre. En un ambiente de festival y transmitiendo con la unidad móvil, se pueden efectuar carreras de todo tipo entre los presentes:
Correr hacia atrás hasta una determinada meta.
Correr saltando sobre la pierna derecha.
Correr en cuclillas con las manos sobre la cabeza.
Correr con un vaso de agua en la mano sin derramar nada.
Correr llevando agarrada con los dientes una cuchara con un huevo.
Correr en cuatro patas, imitando a un perro.
Correr saltando algunos obstáculos (cajones, sillas).
Correr sobre las manos, sostenidos los pies por un compañero, a manera
de carretilla.
Correr en grupos de a cinco, amarrados con un lazo por la cintura.
Correr con una vela encendida. Si se apaga, empieza de nuevo.
Correr en sacos.
Avanzar sobre dos sillas, moviéndolas alternadamente.
Correr en patines.
Carreras de bicicletas (de velocidad o de equilibrio).
Estos concursos requieren de un buen narrador que vaya animando la competencia y describiéndola para los oyentes.

¿QUÉ ESTOY DESAYUNANDO?
En un programa mañanero, los oyentes llaman y dicen qué están desayunando en su casa. Los animadores del programa también están desayunando en la emisora. Si coinciden los desayunos, el oyente gana un premio. También se puede hacer al mediodía y hacer coincidir los almuerzos. O las cenas.

¿DE DÓNDE VIENE, A DÓNDE VA Y QUÉ TRAE?
La locutora saca una letra al azar. El participante debe rápidamente construir una frase que contenga un lugar de salida, un lugar de llegada y una mercancía que se inicien con esa letra. Por ejemplo, con la letra C: Vengo de Cuba, voy pá Colombia y traigo cocos. La locutora va sacando una letra diferente para cada participante. Y cuenta hasta cinco para que diga la frase. También puede variarse la pregunta manteniendo una misma letra inicial: ¿Cómo te llamas, con quién estás y qué comes?

FAVORITAS DE LA SEMANA
En muchas emisoras se llevan a cabo hit parades los fines de semana, de mes o de año. Esta selección de canciones se debe hacer a partir de las preferencias del público. Por teléfono o por cartas, los oyentes proponen su propio hit parade. Con la tabulación de los resultados se hace la clasificación final de la emisora. Y entre quienes coincidieron con esa clasificación se pueden rifar buenos premios.

EL TELÉFONO MALOGRADO
El locutor tiene en línea a un primer oyente. Le lee una noticia con bastantes datos y algo enredada. A continuación, le pide que repita la noticia lo más exactamente posible para que toda la audiencia se entere. El locutor invita a otros oyentes a telefonear a la radio para que divulguen la misma noticia. La gracia consiste en las sucesivas tergiversaciones que se van dando. Después de varias llamadas, se compara la noticia inicial con la versión de la última llamada.

EL DOBLE O NADA
La concursante (o una pareja de concursantes) selecciona con anticipación el tema sobre el que le van a preguntar. En la emisora tienen preparada una lista de varias preguntas cada vez más difíciles sobre dicho tema. Con la primera respuesta acertada, la concursante gana una cantidad en efectivo. Con el segundo acierto, dobla esa cantidad. Con el tercero, vuelve a doblar. Sigue doblando así: 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64. Si se equivoca, pierde todo lo acumulado hasta ese momento. Las cantidades también pueden ser millas que van aumentando para ganar un viaje como premio.

¡QUÉ LINDO BEBÉ!
En esta radio, hasta los bebés participan. El locutor invita a los papás y mamás a poner al teléfono a sus niños chiquitos. Tendrán que hacerles reír. Gana el bebé que salga al aire con la risa más divertida. Este concurso se puede hacer también con perritos ladrando, con gatos maullando, con loros hablando.

EL PERSONAJE DE LA RADIO
La locutora de Radio Candela avisa que en tal plaza está “la figura de Radio Candela”.Quien la identifique, gana un buen premio. La “figura” puede ser otro locutor o cualquier amiga de la radio que se anime a dar unas cuantas vueltas por el lugar indicado. Puede estar paseando por el parque o leyendo una revista en una banca. La “figura” no tiene que hacer nada especial, sólo disimular y esperar. Los oyentes que estén por la zona indicada irán preguntando a los transeúntes: ¿Es usted la figura de Radio Candela? Al primero que se acerque a preguntarle a la “figura”, ésta le dará un cupón de dinero o de otro premio que podrá canjear en la emisora. La locutora puede dar algunas pistas muy generales sobre la “figura”.

Deja un comentario